Reflexión de media noche: Todo cambia

Reflexión de media noche: Todo cambia

Todo cambia, todo el tiempo, sin detenerse. 100 días podrán parecer nada, pero en ocasiones, nuestra vida puede sufrir cambios masivos en este pequeño gran lapso. ¿Qué hacemos ante esto?
21 de Abril, 2019 | Por Néstor García


Tras 100 día desde mi primera reflexión de este 2019, traté de hacer algún par de cambios en mi vida, en pro de mejorar mis condiciones actuales en aquel entonces
. Contrario a lo que pude pensar en aquel momento, estos días estuvieron repletos de muchos cambios fuertes, no sólo para mi persona, sino también para mi familia más cercana.

He tratado de dejar a un lado ese autocompadecimiento que he sentido por varias de las situaciones que me rodean, y en algunos casos, he logrado seguir adelante. Me da gusto que sea así, pero no cabe duda de que me queda un largo camino por recorrer. Mental y emocionalmente, trato de continuar a pesar de las circunstancias menos favorables por ahora. Así también, en los días que estoy más cansado o, porque no decirlo, fastidiado, me recuerdo porque hago todo lo que hago. Esto me da ánimos para seguir adelante. La verdad soy una persona muy afortunada, y sé que estoy rodeado por muchas circunstancias favorables, pero a la vez no puedo evitar sentir que el cansancio se arraigue en mi mente. Seguiré haciendo lo mejor que pueda para vivir de la mejor manera.

Estoy aún un poco lejos de balancear todo lo que me rodea; creo que en algunas áreas he hecho un mayor progreso, pero en otras, el cambio ha sido mínimo como para que sea algo significativo. Físicamente, seguiré tratando de enfocarme por superar el límite que alcancé hace tiempo. He decaído un poco desde hace algunos meses, pero creo que estoy en condiciones para ajustar mi rutina de ejercicio y recuperar mi condición. Una buena competencia para lo que resta del año.

En cuanto a mis proyectos personales, algunos compartidos y otros en solitario, avanzan a marcha lenta; en ocasiones no puedo evitar sentir que trabajo a un ritmo muy lento, pero también recuerdo que no hay presión más que de mi parte para ver esos proyectos hechos una realidad, y que quizá sea buena idea tomarme las cosas sin tanta presión, por mi bienestar. Especialmente, una serie de cambios para la plataforma de Power Items, han ganado mi atención en las últimas semanas. Quizá no tenga todo el tiempo libre del mundo, y las condiciones no siempre estén a mi favor, pero me gusta avanzar poco a poco en esto, así que queda un largo camino por recorrer.

Y bueno: llegan cambios, responsabilidades, y circunstancias. Así nos pasa a todos. Falta fortalecerme más, “aceptar el dolor”, pero hasta ahora, las cosas han cambiado mucho. Sólo queda esforzarse un poco más, y no puedo estar más agradecido por la oportunidad que tengo de hacerlo mañana. Estoy vivo para poder cambiar algo a mi alrededor, por más pequeño que sea. Debo recordar esto siempre.

Los comentarios