Reflexión de media vida: una decisión cuestionable

Reflexión de media vida: una decisión cuestionable

'¿Cómo llegó todo a este punto?'. Y así comenzamos la reflexión de hoy.
30 de Junio, 2018 | Por Néstor García


- Ya acabó. Pero no me siento bien.
- Pues esto era lo que querías.
- Ya sé.
- Y como sea, todo inició gracias a ti, tú eres el responsable.
- Ya sé. Pero me siento derrotado... No estoy bien conmigo ahora. De verdad me cuesta mucho creer que esto acabó así de repente, y apenas siento que pude dar unos pasos. Siento que no pude hacer nada de ayuda.


- Suele pasar. De cualquier modo, no todo dependía de ustedes, y lo sabes. Y hubo cosas buenas, no todo estuvo mal.
- Sí. Me gustó conocer a nuevas personas y toparme de vuelta con viejos amigos, también dediqué un poco más de tiempo para mi. Pero sentí como si fuese perdiendo las ganas de hacer muchas cosas, iba perdiendo la energía y mi motivación. No sólo era el tiempo que pasaba afuera, mi ánimo fue decayendo hasta llegar a este punto. De verdad fallé esta vez. Me siento inútil, impotente.
- Adelante, no te voy a detener de sentirte así. Podrías hacer algo de provecho, pero si no quieres, ¿quién soy yo para contradecirte? Sí, fallaste, y sí, probablemente lo veas con otros ojos después, pero eso sólo te va a importar a ti. Es fácil que le digas al resto que estás bien y podrías mentirles. Ellos van a asentir y no sabrá nada, pero a ti te va a costar mucho trabajo convivir contigo si no te perdonas ahora por esto.
- Lo sé... Hace días discutí de esto, pensé que de verdad me sentiría mejor con toda la situación cuando llegara a su fin, pero no pasó nada de eso. Sabes, también supe de otras noticias, de verdad desoladoras. Ese tipo de cosas que te hace poner todo en perspectiva, de la importancia que estás otorgando a lo que estás haciendo en estos momentos contigo, con tu vida. Y ahora me siento como un desastre, como un egoísta por esos problemas tan insignificantes en comparación.


- Entiendo. Mira, no quiero ser un completo imbécil contigo, pero tienes que entender que estas cosas suceden, y si no es a ti, será a alguien más, sea hoy o mañana, conocido tuyo o no. Esto no va a cambiar, el mundo es injusto y tú lo sabes, vives sabiéndolo y te tocó a ti esta vez. Lo siento, pero te vas a sentir mal por un rato. Ni modo. Si de algo te sirve, creo que esta ocasión mantuviste mejor la compostura comparado contigo mismo hace unos años. Aprendiste entonces, vas a aprender algo de todo esto ahora. Sobre lo demás... De verdad es algo lamentable. También escuché, ahí estaba. Creo que eso es capaz de cambiar tu visión de la vida, mantener presente el hecho de que las cosas van a llegar a su fin te vuelve más humilde, hace que pongas los pies sobre la tierra. Ya sabes que eso te motiva a actuar, o a evitar hacerlo. Lamentablemente ahora, esto no te va a ayudar en absoluto, pero dale tiempo. Los problemas que enfrentas te ponen así por una situación que sólo tu entiendes Está bien. Tú puedes hacer algo contigo y por ti ahora, tienes la oportunidad. Hazlo. Y a ver que pasa. No creo que vayas a querer despegarte tan fácil de algunas de tus ideas y pueden ayudarte ahora, en ocasiones tu persistencia te ayuda mucho, pero en otras puedes ser muy aferrado y obstinado. Mírate ahora.
- ...
- Si no te gusta estar así, haz algo. Y no me refiero a alguna distracción, enfócate en lo que hagas. Ya tienes suficientes distracciones. Seguro tienes algo en mente.
- Un par de ideas...
- Pues adelante y suerte. Y descansa.
- Muchas gracias.
- A ti.

Los comentarios