Black Panther: ¡Larga vida al rey, larga vida a Wakanda!

Black Panther: ¡Larga vida al rey, larga vida a Wakanda!

Con expectativas medianas, Black Panther y Wakanda nos recibe para ofrecernos una tierra llena de emociones y a la vez una dosis de calma ante la llegada de Infinity War este año.
19 de Febrero, 2018 | Por Moisés Laguna

Debo ser honesto con ustedes amables lectores, pero al momento de ver esta cinta no traía muchas expectativas tanto con la película como con el personaje de T'Challa (interpretado por Chadwick Boseman), sin embargo, al ir adentrándonos al mundo en el cual se desarrolla el personaje y su lugar de origen me dio muchos gratos sabores los cuales fueron armando una película sólida y que al parecer será de vital importancia para Infinity War.
Black Panther: ¡Larga vida al rey!, ¡larga vida a Wakanda! - Power Items
Partiendo por el lado bueno de la cinta, es una historia la cual juega con el pasado y presente de los personajes pero que no deja apertura a dudas importantes al espectador, ofrece información rica en detalles y con las cuales son de vital importancia a tres cuartos de la cinta. Si no conocemos al personaje de lleno, la cinta nos va construyendo de lo que es y a lo que se va enfrentar luego de los eventos suscitados en Capitán América Civil War y desde luego a la toma del trono luego del fallecimiento de su padre, el rey Rey T'Chaka.

Los conflictos políticos que presentan es otro de los aciertos de esta cinta, y es que, a pesar de ser un país ficticio, contiene una serie de eventos los cuales son de suma importancia para el futuro de estas tierras, además, presentan el tema de aceptación y unión de los pueblos que conforman al mundo ante temas como puede ser la pobreza y riqueza, la posibilidad de abrir Wakanda ante el mundo y que este pueblo tenga la posibilidad de compartir sus adelantos tecnológicos con los que menos tienen, algo que me llamó poderosamente la atención es el guiño que dan al desacuerdo de construir muros y en vez de ello proponer abrir caminos entre las naciones (ahí te hablan, Trump), temas que actualmente vemos día a día.
Black Panther: ¡Larga vida al rey!, ¡larga vida a Wakanda! - Power Items
Cada personaje tiene su momento y brillan con luz propia, esto es otro de los aciertos de esta película. Uno de los actores que me agradaron de forma poderosa fue Michael B. Jordan en el papel de Erik Killmonger y es que definen al personaje, sus motivos por los cuales lo hacen una persona de cuidado (por un momento simpaticé con él y los motivos por los cuales hacía lo que hacía) y el rumbo que este toma para hacer de las suyas, esto ya tenía mucho tiempo de no haberlo visto en algún otro personaje de este vasto mundo de Marvel en el cine, ya que en otras películas simplemente tienen una justificación del montón y pasan a ser personajes desechables (sigo esperando que aparezca de nueva cuenta Hugo Weaving como Red Skull o a Mads Mikkelsen interpretando a Kaecilius).
Black Panther: ¡Larga vida al rey!, ¡larga vida a Wakanda! - Power Items
Otro de los elementos que conforman esta película es la música. La propuesta musical orientado al Score que se transmite, contiene muchos elementos que podemos encontrar en Senegal y la parte Sur del continente africano y que definitivamente le añaden una experiencia única y consolidan la presencia en estas tierras. El trabajo del compositor Ludwig Göransson es de gran calidad y es algo que extrañaba en una cinta de Marvel, por otro lado, el soundtrack que se lanzó a la par del Score, es un complemento ideal para rematar la experiencia. Si tienen la posibilidad de escucharla en las diferentes plataformas que podemos tener acceso dense la posibilidad de disfrutar un rato de buen Hip Hop.

A final de cuentas, Black Panther es una película con alma propia, que nos aleja por un momento de cintas de comedia tal como Thor: Ragnarok y nos adentra en un argumento sólido y una propuesta con mucha reflexión de nuestros orígenes y hacia dónde vamos como comunidad.
Black Panther: ¡Larga vida al rey!, ¡larga vida a Wakanda! - Power Items

Los comentarios