The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película

Inspirada en la película de culto del año 2003, The Room, The Disaster Artist: Obra maestra nos presenta una historia honesta desde los ojos de Greg Sestero, co-protagonista de la cinta, donde no sólo aborda su experiencia en esta cinta, sino también, el giro que dio su vida al conocer al infame Tommy Wiseau.
23 de Enero, 2018 | Por Néstor García


Durante mi tiempo en la universidad, tuve la oportunidad de conocer el trabajo de 'El crítico de la Nostalgia' y su variedad de reseñas que, para muchos de mis amigos y un servidor, se convirtieron en momentos llenos de diversión y de buena crítica a los trabajos más curiosos que haya conocido el cine. Entre esas reseñas, recuerdo muy especialmente una cinta increíblemente terrible, que a día de hoy me hace reír sin parar con su mero recuerdo: The Room.

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items
The Room es una película independiente de drama (que posteriormente sería promocionada como una comedia negra) escrita, producida, dirigida y protagonizada por Tommy Wiseau. Esta cinta se centra en un triángulo amoroso entre el personaje "querido por todos", el "verdadero héroe americano", Johnny (Wiseau); su pareja, Lisa (Juliette Danielle) y el mejor amigo de Johnny, Mark (Greg Sestero). Sin embargo, la historia irá expandiéndose poco a poco entre una serie de subtramas sin conexión alguna o que posteriormente no serán retomadas en lo absoluto (venta de drogas, el cáncer de la madre de Lisa, personajes que desaparecen completamente de la historia, un juego de futbol americano usando smokings...), actuaciones involuntariamente malas, con la mejor propuesta viniendo de uno de los actores secundarios que aparecería apenas un par de segundos (el infame Chris-R), efectos de pantalla verde notables a primera vista, diálogos forzados que resultan en interacciones artificiales y terriblemente cómicas, y una inhóspita escena en una florería que retrata, en apenas unos segundos, todo lo que está mal con la cinta, además de contar con la presencia del tierno y carismático Doggie.

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items
Contra todo pronóstico, esta cinta ganaría un gran reconocimiento en nichos que harían posible la proyección de la cinta en funciones de media noche, donde personas vestidas con smokings, balones de futbol americano y cientos de cucharas de plástico, esperarían con gran emoción el momento de ver la película, y en varias ocasiones, convivir con Tommy Wiseau en persona. Años después, esta película inspiraría el libro escrito por Sestero y Tom Bissell, 'The Disaster Artist': la obra escrita relata no sólo la experiencia de Sestero en la creación de la cinta, sino también su relación con Wiseau. He podido leer un poco del libro hasta el momento, y quiero mencionar que es una lectura bastante entretenida que merece tu tiempo; posteriormente hablaremos de este libro en el sitio, y por ahora, nos enfocaremos únicamente en la adaptación cinematográfica.

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items
'The Disaster Artist' es una película producida y dirigida por James Franco (la trilogía de Spider-Man por Sam Raimi), escrita por Scott Neustadter y Michael H. Weber. La cinta es protagonizada por los hermanos Franco, con James interpretando a Tommy y Dave tomando el rol de Sestero.

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items
La cinta es un drama lleno de comedia que funciona a niveles especialmente exorbitantes si conoces al menos un poco de la historia detrás de The Room. Habiendo visto el trabajo de Doug Walker, y con bastantes clips de la película en mi historial de reproducción en YouTube, estaba realmente emocionado de ver esta cinta finalmente en la pantalla grande: me da gusto decir que The Disaster Artist ha sido una experiencia sublime.

Desde los primeros minutos, estaba enganchado en la historia, y que mejor manera de expresarlo que con una risa increíblemente ruidosa de mi parte, durante varias de las escenas de la cinta. Puedes estar seguro de que durante toda la película, una gran parte del público estuvimos carcajeando a más no poder, especialmente por las referencias al mal guión de The Room y el excéntrico comportamiento de Tommy, dentro y fuera del set. Esta adaptación toma varios de los elementos que el libro presenta, más no es totalmente fiel; sin embargo, esto no demerita el espléndido trabajo realizado aquí por todo el equipo de la película.

Uno de los elementos más fuertes de la cinta, es que la historia nos recuerda continuamente que todo nació gracias a la gran amistad y un sueño compartido por Wiseau y Sestero: ser actores, y tener la posibilidad de mostrar su talento. Franco nos presenta un íntimo vistazo a sus miedos, caídas, anhelos, y especialmente, la paciencia que debieron mantener hasta ver materializado su sueño, en la forma de su propia película. La cinta remueve el pedestal del mito de Tommy Wiseau para presentar a la persona, tan vulnerable y al mismo tiempo, tan fuerte, que fue capaz de crear su propia obra de arte sin importar todas las adversidades que encontraría en su camino, incluso una vez estrenado su trabajo.

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items
Dejemos algo claro: la obra de Tommy Wiseau es totalmente distinta a películas creadas por directores como Stanley Kubrick, Christopher Nolan, Guillermo del Toro, Adryan Lyne, Denis Villeneuve o Alfred Hitchcock. Sin embargo, y a su propio modo, logró crear una cinta que ha sido capaz de traer, para muchas personas, risas sinceras e histéricas, desconectándonos por unos minutos, para simplemente disfrutar de una película involuntariamente cómica: una obra capaz de crear una unión entre personas que han encontrado aquí, una fuente de risa asegurada, compartiendo momentos y referencias que, a la menor provocación, terminarán por crear una ola de carcajadas.


La película tiene ciertos momentos particularmente tensos, los cuales son más notorios conforme el lazo de amistad entre Tommy y Greg se asfixia poco a poco, debido a las cuestionables decisiones y comportamientos que Tommy toma no sólo con él, sino con todo su equipo de trabajo. La historia se irá complicando en una espiral de dolor y problemas para todos, pero sin embargo, The Room verá la luz. Será entonces cuando sabremos si Tommy y Greg tuvieron éxito, y si pudieron cumplir sus sueños como ellos lo esperaban. Han pasado casi 15 años desde el primer momento en que su trabajo fue estrenado, y hoy en día, las cosas han tomado un giro inesperado, como probablemente nadie lo imaginó en su momento, ni siquiera el mismo Tommy Wiseau.


The Disaster Artist es uno de los mejores homenajes que todo el equipo que participó en The Room podría recibir: un recuerdo de la importancia y el valor que cualquier obra tiene, incluso si va contra toda lógica, y porque no decirlo, una advertencia que grita al oído para recordarte que tus creaciones quizá no resulten en lo que esperas en lo absoluto, a pesar de desearlo con todo tu corazón. Una película totalmente recomendable, sin importar si eres o no conocedor del extraño legado del señor Wiseau.

¿Quizá al final, esta cinta te hará desear darle un vistazo a la insólita The Room? Hahaha, what a story Mark...

The Disaster Artist: La obra maestra nacida de una terrible película - Power Items

Los comentarios