La escalera de Jacob: un purgatorio personal

La escalera de Jacob: un purgatorio personal

Jacob's Ladder es una película perteneciente al género del horror, siendo una inspiración para obras como Silent Hill y The Evil Within; te presentamos nuestra reseña de este macabro clásico de culto del terror, libre de spoilers.
02 de Septiembre, 2017 | Por Néstor García

¡Ya estamos en el último cuatrimestre del año! Octubre y noviembre se acercan lentamente, y con ello esperamos brindarles más contenido acorde a las fechas: personalmente, tengo un gran gusto por el último cuatrimestre del año, por lo que para dar inicio a este, además de nuevas noticias de The Walking Dead presentadas por Areli el día de ayer, quiero presentar la revisión de mi cinta favorita de terror: La escalera de Jacob (Jacob's Ladder). Y antes de comenzar, de parte de todo el equipo en Power Items, les agradecemos su grata compañía y preferencia a lo largo de poco más de 100 días desde que comenzamos como un pequeño proyecto. ¡Mil gracias por su apoyo!

"No toda película tiene que ser divertida" - Roger Ebert, crítico de cine (1942-2013)
El miedo, mostrado incluso en su faceta de terror más puro, puede causar sensaciones en el espectador que van más allá de lo que inicialmente podemos creer: como tal, puede ser incluso una fuente de inspiración para trabajos excelsos y con la capacidad de cautivarte y mantenerte despierto, pensando y tratando de comprender lo que observaste. El terror psicológico, que como tal, tiene un mayor peso en el aspecto mental, emocional y psicológico de sus personajes, busca dejar esa sensación en su público.

La escalera de Jacob ha sido fuente de inspiración de grandes obras: gracias a esta película, mi franquicia favorita de videojuegos cobró vida: Silent Hill (difícil elección, especialmente considerando lo mucho que puedo comentar sobre otros juegos, pero así es). Este trabajo es capaz de superar la barrera del tiempo, presentando una obra dotada de energía y si se lo permites, una historia que permanecerá contigo por siempre.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Hace bastantes años ya, me recomendaron un juego por el cual, en ese entonces, no tenía interés alguno: Silent Hill. Con muchas dudas, y después de bastantes semanas, le di una oportunidad a este título, lo cual terminó en una primera sesión de juego que no fue muy memorable. Darle un tiempo y comprender todo lo que había detrás de él me tomaría mucho tiempo. Y para entonces, comprendería que en esta saga, no hay elemento alguno introducido por azar: todo dentro de su mundo tiene una razón de ser, y puede guardar un mayor significado del que se aprecia a primera vista. Silent Hill es una gran franquicia enfocada al terror psicológico, capaz de relatar historias profundas y donde ni siquiera sus conclusiones son claras.

Como miles de obras allá afuera, Silent Hill fue concebido gracias a la inspiración nacida a partir de muchas obras más. La escalera de Jacob (Alucinaciones del pasado) fue una de ellas. Dirigida por Adryan Lyne, escrita y producida por Bruce Joel Rubin y protagonizada por Tim Robbins, Elizabeth Peña y Danny Aiello (curiosidad: Macaulay Culkin participó en esta cinta previo a su gran éxito, Home Alone), La escalera de Jacob sería lanzada el 2 de noviembre del año 1990.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Considerada por un servidor como una de las mejores películas de terror psicológico y terror en general hechas al día de hoy, esta cinta relata la historia de Jacob Singer, un veterano de guerra aterrado por sus recuerdos de esa experiencia y por la pérdida de una persona muy importante en su vida. Cuando Jacob, repentinamente, comienza a sufrir visiones de demonios a su alrededor, comenzará a cuestionarse sobre lo que es real en este mundo. ¿Qué está sucediendo con él? ¿Qué son estos entes? Y así, Jacob tendrá que recorrer un terrible descenso personal al infierno.

Esta cinta hace un uso tremendo de la percepción para la narrativa que presenta, así que hará cuestionarte en varios momentos sobre qué es lo que estás observando y escuchando. Del mismo modo, su historia se va desarrollando de un modo natural, con actuaciones profundas y bien realizadas, retratando una serie de personajes con personalidades únicas. Su enfoque, entonces, son este relato y el desarrollo de sus personajes, más allá de buscar simples sustos.

Una nota: el trailer incluye una serie de escenas que terminaron por no ser incluidas en el corte final; creo que esto podría quedarte más claro al terminar de ver la película, además de que la versión inicial recibió una respuesta abrumadora de parte de la audiencia, por lo que 20 minutos de las escenas perturbadoras que aparecen mayormente en el tercer acto fueron removidas (audio comentario por Adrian Lyne).
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Sin embargo: creo que a pesar de todo lo que pueda comentarte, observar este tipo de películas en primera instancia causará una serie de emociones no deseables, como fue el caso de Roger Ebert, quién en su reseña comentó que terminó "tambaleado con agitación y confusión, con sentimientos de tristeza y desesperación". Siendo sinceros, creo que también fue mi caso, aunque al final, otras emociones también emergieron; posteriormente retomaré este punto. Esta película parece ir en una espiral donde los momentos de relajación y tranquilidad son escasos, y donde simplemente podemos acompañar a Jacob, esperando que su trayecto pueda llegar a un buen puerto.

Haciendo uso de referencias bíblicas, mediante nombres y escenas clave, la película contiene una gran cantidad de simbolismos: comenzando por el mismo título, la escalera de Jacob sería una estructura usada por los ángeles para su ascenso y descenso del cielo. Nada aquí es una coincidencia. Son detalles más que interesantes, los cuales a veces se pierden en su localización a otros países, esto para poder crear títulos que sean más llamativos para el público en general; sin embargo, creo que para esta cinta, tanto el título original como su traducción cumplen correctamente su función.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Hay una gran variedad de escenas destacadas: la escena que puede evocar esta película, en mi opinión, ocurre en un hospital. Esta parte es muy fuerte, ya que iremos junto Jacob en una serie de pasillos, donde el terror va aumentando paso a paso; podría considerarse como un verdadero "espiral al infierno". No quiero, ni podría describir concretamente con mis palabras la escena. El detalle es que puede crear una serie de emociones y terror puro, acompañado de su única banda sonora y excelentes efectos visuales; de persona a persona, esta escena puede tener un mayor o menor impacto, pero muy probablemente, no podrás olvidarla.

Son trabajos así donde realmente puede apreciarse la creatividad e imaginación impresas en la cinta: el reto de presentar y retratar una idea como esta en 1990, donde las limitaciones técnicas eran grandes, pusieron a prueba al equipo: ¿cómo representas las peores pesadillas de una persona, física y mentalmente? Creando un mundo donde la gente pueda sentirse identificada, usando elementos con los que puedas tener un lazo. Jacob es una persona común y corriente, que un día al despertar, comienza a ver una serie de espectros en su día a día. Y es ahí donde radica un gran acierto con la escalera de Jacob: que esta situación puede sufrirla cualquiera persona, un tema que ha sido tratado hasta nuestros días, por obras como el más reciente título de Resident Evil. Cualquiera de nosotros puede sufrir de alucinaciones; el detalle es cómo saber que lo que vemos con nuestros propios ojos es realmente eso.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Enfocándome un poco en los diseños del entorno general, criaturas y demás elementos estéticos, creo que cumplen con creces su propósito: se presenta una ambientación más que impresionante. Los escenarios se presentan de un modo muy oscuro, por lo que las luces usadas terminan por generar una sensación de curiosidad y apreciación por estos. El metro de Nueva York, hospitales, bares, terrazas, hoteles e incluso las calles: el ambiente se mantiene constante y termina por generar una sensación dual de apreciación e incomodidad.

Las criaturas... vaya. Las imágenes que encuentres solo te darán una pequeña prueba de los diseños usados, los cuales me parecen muy ingeniosos y bastante bien trabajados. Sin embargo, lo que más podría terminar por definirlas es su movimiento y expresión. Son criaturas erráticas. Todo lo que observas fue filmado por una cámara: no hay efectos especiales de post-producción aquí. Las técnicas de "horror corporal" usadas, imágenes a partir de la Talidomida, así como también la inspiración de muchas personas más, como el artista H. R. Giger, [email protected] fotó[email protected] Diane Arbus y Joel-Peter Witkin, el film corto "Street of Crocodiles" y el pintor Francis Bacon. Cuidado al momento de buscar alguno de estos nombres; hasta el día de hoy es que decidí hacerlo y hay algo de material que es un poco más fuerte de lo que esperaba, pero creo que deja claras las ideas con las que la escalera de Jacob nació.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Puede parecer increíble que tales imágenes sean capaces de inspirar algo en las personas que vaya más allá de miedo, pero creo que esa es una de las cualidades del buen trabajo. Sin importar tu obra, si el trabajo que llevas a cabo está hecho con pasión y un interés genuino, podrías inspirar una gran idea el día de mañana; podrías seguir inspirándote a ti mismo para superarte el día de mañana con un mejor trabajo. Esta entrada es más que especial, porque para mi La escalera de Jacob no es sólo una grandiosa película: ha inspirado parte del trabajo que he querido, y he podido hacer desde muchos años atrás, cuando comprendí que el terror y el suspenso son capaces de brindarte una serie de emociones como espectador. Pueden dejarte impresionado por la imaginación impresa, por sus giros dramáticos, personajes bien creados, y una total apertura a la interpretación; en pocas palabras, estos ámbitos también se enfrentan al reto de superar una barrera de miedo para poder conectar contigo, pero si lo hacen, son capaces de ayudarte a comprenderlas y porque no, invitarte a ti y a otras personas a crear las obras más extraordinarias que podrías llegar a imaginar.

Tengo que agradecer a las personas que me han apoyado en estas ideas: aunque en mayor o menor medida han salido a la luz, el simple hecho de poder trabajar en ellas y que sepan lo que para mi representan, el poder compartir con otros la razón por la que este género me parece tan increíble, me da una felicidad inmensa. Estoy seguro de que en un futuro quiero seguir explorando este género de un modo u otro. Siempre hay lugar para crear nuevas cosas, con compromiso y con amor por ellas.

Regresando a las emociones que surgen cuando veo esta cinta, siempre terminan por ser agridulces: recuerdo cómo es que se narra esta historia, las escenas que más impacto me causaron, con una mención especial a las increíbles palabras mencionadas por el personaje Louis Denardo, "Louie", el rango de emociones que las criaturas y el ambiente generan... recuerdo que esta es una historia que tiene un final que me ha parecido perfecto, aunque no por eso, feliz. Y recuerdo todo lo que ha inspirado, las fuentes de las que se inspiró y las increíbles obras que en un futuro podrían llegar.
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items
Espero que puedas darle una oportunidad a esta gran película. Desafortunadamente, no la he visto en sitios como Netflix al día de hoy, por lo que puede ser un poco más difícil encontrarla; pude conseguirla hace un par de años en Blu-Ray, totalmente en inglés, aunque espero esa situación haya cambiado ya y hoy en día sea mucho más fácil adquirirla.

Eckhart también vio el infierno. Él dijo: la única cosa que arde en el infierno es la parte de ti que no quieres soltar de tu vida, tus recuerdos, tus apegos. Los queman todos. Pero no te están castigando, dijo. Están liberando tu alma.
...
Es sólo cuestión de cómo lo veas, es todo. Así que no te preocupes, ¿vale?
La escalera de Jacob: un purgatorio personal - Power Items

Los comentarios