Navidad: La luz entre la oscuridad [Reflexión]

Navidad: La luz entre la oscuridad [Reflexión]

Una reflexión escrita durante la navidad del año 2016, redactada con dificultad, pero de corazón, para recordar el significado de esa fecha y la gran bondad que puede inspirar en nosotros como partes distintas de un único ente: la humanidad.
03 de Agosto, 2017 | Por Néstor García

28 de Julio de 1914: la Primera Guerra Mundial da inicio, donde una cantidad de más de 70 millones de personal militar fue movilizado, en una de las más grandes guerras que nuestro mundo ha vivido.

En la víspera de navidad 1914, un breve alto al fuego ocurrió entre Alemania y Reino Unido, donde ambos bandos comenzaron por decorar sus trincheras y entonar villancicos. Poco después, fue en tierra de nadie donde soldados, pero mucho más que eso, personas, llenas de miedo y a la vez de esperanza, se unieron e intercambiaron regalos: el más grande de todos, quizá, fue un breve pero valioso momento de paz y hermandad, donde dolor y amor se hicieron presentes entre personas que quizá, días atrás, no podían imaginarse llegar a vivir ese momento. La navidad les otorgó uno de los momentos más valiosos de sus vidas; eso es lo que me gusta pensar.

Deseaba escribir algo para esta fecha tan especial; ¿una opinión de la película Joyeux Noel, inspirada por la tregua de navidad de 1914? ¿Un pequeño relato imaginando lo que estarían pasando aquellas personas en esos momentos? Pero por cuestiones de tiempo, en esta ocasión solo quiero escribir en estas líneas la reflexión de un servidor acerca de estas fechas. No significa que deje la posibilidad de escribir en un futuro sobre las primeras dos ideas; espero tener la oportunidad de hacerlo en un futuro no muy lejano.

Desde hace un tiempo, pude apreciar las festividades desde otro punto de vista, gracias en parte a Doug Walker (el famoso Crítico de la Nostalgia), y su episodio “The Christmas Tree”, además de otras circunstancias que quizá me ayudaron a recibir su mensaje de una manera más sensible de la que hubiera esperado. Coloco el video a continuación, pero si solo desean ver el mensaje que comento, pueden saltar directamente al minuto 22:06.

Doug y su familia consideran estas fechas como algo más grande que todos nosotros, como la celebración de la bondad que existe en el mundo: la navidad es esfuerzo.

Y ese esfuerzo nace día a día: en las acciones que llevamos a cabo a lo largo de nuestra vida, el esfuerzo siempre está presente, en mayor o menor medida. Es en las pequeñas acciones especialmente donde ese esfuerzo es más visible. Esforzarse por ser más paciente, por aprender a escuchar, por ser una mejor persona, por aceptar nuestros errores y disculparnos, esforzarse por seguir adelante incluso si la situación actual que vivimos no es la que desearíamos.

Es en estas fechas donde algunos de nosotros quizá nos hemos preguntado acerca del significado de la vida, esperando que algo o alguien nos responda una pregunta tan vaga, pero a la vez, tan importante para nosotros. Viktor Frankl, escritor de “El hombre en busca de sentido”, desarrolló un proceso que culminó en la creación de la logoterapia, considerada como la Tercera Escuela Vienesa de la Psicología. Después de Sigmund Freud proponiendo un enfoque en la búsqueda del placer y Alfred Adler, con un enfoque en la búsqueda del poder, Frankl se enfoca en la búsqueda del significado.

Viktor Frankl expone que no podemos evitar el sufrimiento pero podemos elegir como lidiar con él. Así entonces, propone qué el motor principal que las personas tenemos es la búsqueda de lo que aquello que encontramos significante, tal como el mismo acto de vivir por si mismo.

Propone también que, como personas, y aludiendo fuertemente a sus palabras, no debemos preguntar cuál es el significado de la vida, sino al contrario, reconocer que la vida es quién nos pregunta por ese significado, día a día, minuto tras minuto; cada uno de nosotros somos cuestionados, y únicamente podemos responder a la vida al responder por nuestra propia vida, valga la redundancia. Sólo podemos responder siendo responsables, no mediante charlas y meditación, sino mediante la acción y conducta correctas en las situaciones que la vida nos pone constantemente, día tras día.

Y es aquí donde relaciono el video de Doug y el libro del doctor Frankl: el ser responsable con nuestra vida y nuestras decisiones no es algo sencillo. Necesitamos de esfuerzo y temple para seguir adelante, en medio de las dudas y el temor de aquello que no conocemos o quizá no queremos enfrentar. Hacemos uso de nuestra consciencia, con las herramientas que tenemos y con nuestro mayor esfuerzo por seguir adelante.

Imagino que en 1914, en aquella breve tregua, muchos de los hombres presentes, endurecidos o destrozados por la misma guerra, tuvieron un repentino cambio al poder estar frente a su "enemigo", una de entre miles de personas que pudo acabar con su vida, y compartir un momento tan sagrado para él como es la navidad, y quizá, por un minuto, reconocer en aquella persona a su familia, con un abrazo y un sincero “feliz navidad”.

Eso no sería todo. La tregua permitiría que entonces pudiesen decir adiós en una profunda despedida a los hermanos caídos, recuperados del campo de batalla y enterrados en ceremonias donde el dolor, las lágrimas y el respeto mutuo se hicieron presentes entre ambos bandos.
Navidad: La luz entre la oscuridad [Reflexión] - Power Items
Esta tregua duraría en muchos sectores, por un solo día. La navidad fue capaz de darle a las personas que lucharon en esta guerra un breve momento de paz. Es un símbolo tan fuerte que pudo detener a la muerte generada por el odio, incluso si fuese por un breve instante. Fue el mensaje que expone Doug, el significado que necesitaba para una fecha tan especial, que quizá en años anteriores no había sido tan agradable para un servidor.

En esas fechas, el día de hoy y el día de mañana, recuerda que tu sufrimiento no ha sido en vano, y al contrario, tómalo como una prueba de tu fuerza. Que estas fechas sirvan para ayudar a sanar los lazos rotos y a mantener lazos fuertes con tu familia. Nuestra familia no se define únicamente por la sangre, sino por aquellas personas que están con nosotros en los buenos y malos ratos de nuestra vida.

La navidad dio un momento de paz, armonía y felicidad a miles de hombres que quizá, en aquella fecha, pocas horas después, perderían la vida . Sin importar tus creencias o religión, espero que en también celebres lo mejor de la humanidad, y celebres por la oportunidad que tenemos de ser mejores el día de mañana.

Quizá tu situación actual no sea la mejor, quizá tengas una serie de preguntas que no pueden dejarte descansar y te agobian. Quizá te preguntes cuál es el significado de tu vida y cuál es tu propósito en esta. Deseo de corazón puedas reflexionar y responder a la vida misma estas preguntas, con tus acciones y tus elecciones. No olvides que todos nos equivocamos, lo importante es aprender de esto y seguir luchando por ser mejores día a día. Te lo dice alguien que se ha equivocado mucho a lo largo de su vida, y aunque a veces sea difícil aceptarlo, trato de aprender de esto día a día. Y no está de más, ofrecer una disculpa a aquellas personas involucradas, por supuesto, porque incluso si hoy en día trato de disculparme en persona, ¿quién sabe? Quizá me dio vergüenza y me quedé congelado (aún sigo trabajando con esto...). O pude cometer una tontería y no me percaté. O quizá sólo necesitabas saber estas palabras de mi: Lo siento mucho.

Regresando al tema: quisiera terminar con un extracto del video de Doug, donde realiza una pregunta muy especial a su madre:

- Y mamá... tengo una pregunta para ti,una pregunta que quería guardar para ti porque tú eres muy cariñosa y de gran corazón: hay mucha gente que no asocia la navidad con lo mejor de la gente, quizá no tienen muchos amigos o familia, quizá les guste estar solos, quizá lo asocien con una época mala por las cosas malas que pueden pasar en el mundo, aunque la navidad sea una linda época. Sé que tu sientes lo mismo que yo, pero ¿qué le dirías a la gente que no está pasando una buena navidad?

- Sabes, esta es una época del año en que puedes buscar a alguien más que se sienta solo o está pasando por un mal rato, y hacer algo bueno por ellos, porque cuando haces eso, te sientes menos solo dentro de ti también; es una época perfecta del año para hacer algo por alguien más y pensar en otros.

La madre de Doug se despidió de nosotros en el 2016. Pero su recuerdo y sus ideas viven en muchos de nosotros también, en ese profundo y significativo obsequio que nos brindó, al igual que muchas mujeres y hombres que en 1914, y a lo largo de la historia de la humanidad, nos han brindado: mostrarnos los grandes actos de bondad que nosotros podemos lograr, incluso con una pequeña acción.

Feliz navidad a todos, y reciban un fuerte abrazo de un servidor. Mil gracias a todos por todo, que la navidad nos impulse a seguir adelante, seguir creciendo y ser mejores de lo que podemos ser hoy y siempre, con nuestra familia y con nosotros mismos. Los quiero, mil gracias.

Nunca es un mal día para enviarles un abrazo amigos. Ni para agradecerles nuevamente por todo su apoyo, ni para enviarles mis mejores deseos, esperando que sigan avanzando en este trayecto que todos recorremos juntos. Los quiero y aprecio de corazón por todo lo que han hecho por mi y por todos nosotros en sus vidas. A seguir adelante, y por siempre, mil gracias.

Los comentarios