¿Cómo van tus propósitos del 2021? | Cuestiones espontáneas #03

¿Cómo van tus propósitos del 2021? | Cuestiones espontáneas #03

¿Cómo van tus propósitos de año nuevo? En esta nueva entrega de Cuestiones Espontáneas, veremos un par de ejemplos de las intenciones más recurrentes para este 2021, así como algunas ideas para afrontarlos con un poco más de conocimiento y seguridad.

Por Néstor García | 10 de Marzo, 2021


Es una tradición en muchas partes del mundo crear una lista de propósitos cada fin de año para los próximos 365 días, las cuales, usualmente incluyen puntos como continuar dando nuestro mayor esfuerzo en ciertas áreas, reforzar un comportamiento, alcanzar una meta o mejorar un aspecto de nuestra vida. Mientras que muchos propósitos de estas listas son pensados con la mejor voluntad, en muchas ocasiones, perseguirlos puede ser contraproducentes y provocar problemas desapercibidos a primera vista.

Estamos en el tercer mes del año, y como es costumbre, muchos de los propósitos inspirados por la idea de un año nuevo se han desvanecido. De acuerdo con el sitio Discover Happy Habits, dentro de sus estadísticas de investigación descubrieron que los propósitos más populares para el 2021 son ejercitarse más y mejorar la condición física, perder peso, ahorrar dinero y llevar una alimentación más saludable; es más sencillo detectar cuando un problema con alguna de estas metas es contraproducente, pues se involucran con nuestro bienestar día a día.

Una entrega previa de Cuestiones Espontáneas incluye un par de ideas para el momento de plantearnos un propósito, como llevar un registro de nuestras actividad, y por esa razón en esta ocasión quiero analizar un par de ejemplos concretos para obtener algunas ideas generales con respecto a varios propósitos típicos, aunque no está de más decirlo, lo ideal y sugerido siempre es recurrir a un experto en la materia, alguien que pueda trabajar contigo para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Quiero hacer una hora diaria de ejercicio

Mientras que hacer ejercicio es un propósito que te ayudará a mejorar tu salud a largo plazo, si has llevado una vida mayormente sedentaria, cumplir de la noche a la mañana con un propósito así puede ser perjudicial para tu salud. Puedes comenzar alcanzando pequeños escalones, empezando por 5 minutos durante la primera semana, 10 minutos durante la segunda, 15 en el primer mes, 30 en el segundo mes y continuar incrementando el tiempo hasta donde lo prefieras. Aunque ejercitarse 5 minutos pareciera una actividad física muy ligera, será al momento de practicar que veremos la realidad. Además, si buscamos mejorar nuestra salud, hay que buscar comparar nuestro progreso con nosotros mismos y no compararnos con los demás: ¿me siento más ligero, tengo mayor resistencia, me siento bien al ejercitarme de este modo, me fatigo mucho, puedo ir un paso más allá?

Quiero bajar 10 kilos de peso

Este es un propósito típico año tras año: establecer una cantidad exacta de peso que buscamos perder. Aunque en un principio parece inofensivo, colocar una cantidad fija podría resultar contraproducente, pues hará que abandonemos el propósito al no ver resultados inmediatos, o nos forzará a llegar a esa meta por cualquier modo, sin importar que evitemos una comida al día, dejemos de comer en general, o dediquemos nuestra vida por completo al ejercicio. Si buscas perder peso, la recomendación es llevar buenos hábitos de ejercicio y alimentación que te ayuden a cumplir esta meta. Perder peso para mejorar tu salud con una buena alimentación y ejercicio sería uno de los caminos recomendables.

Quiero comer de una forma más sana

Una buena comida involucra más que tan sólo vegetales (incluso si estos forman una buena parte de una dieta saludable), como las raciones al día y las opciones a tu disposición que se ajusten a tu presupuesto. Existe una gran cantidad de libros al respecto y expertos que pueden ayudarte a comer de una forma saludable, y su objetivo debería ser exactamente eso, ayudarte a comer bien, lo cual puede servirte para evaluar el grado de ayuda que ofrecen de acuerdo a lo que buscas.

Quiero ahorrar más dinero

Al igual que las tablas de hábitos que mencioné en un video previo, puedes encontrar en la red diversas tablas de Retos de ahorro, lo cual al final del año te brindará una cantidad considerable dependiendo de la tarifa que establezcas, lo suficientemente pequeña para ser posible alcanzarla y lo suficientemente grande tal que no afecte tu presupuesto. Las tarifas usualmente se llevan de menor a mayor, en este caso te recomiendo que si es posible, lleves el ahorro en el sentido inverso, con las cantidades más pesadas en el inicio de año. Los gastos de enero podrían complicar esta situación, así que lo mejor es recorrer el camino menos complicado para ti.

Y bien, estos son tan sólo unos ejemplos sobre ciertos propósitos personales. Aquí queda un poco más claro que aunque para ciertas cosas tenemos un área de control amplia (por ejemplo, el ejercicio), otras escapan un tanto de nosotros, como la cantidad de dinero que podamos ahorrar. Somos seres sociales y dependemos tanto de nosotros mismos, como de nuestro entorno y las condiciones en las que vivimos; estas no siempre son ideales (de hecho, rara vez lo son), pero trata de tomar la mayor ventaja posible con ayuda de tu entorno y tus capacidades para lograr alcanzar tus propósitos un paso a la vez, no importando lo pequeño que pueda ser.

Muchas ideas y propósitos hoy en día surgen con la mentalidad de que el cambio se encuentra únicamente en uno mismo, y parte del propósito de esta entrega de Cuestiones Espontáneas es recordar que no es así en la mayoría de las veces. Existe una multitud de factores que pueden detener nuestro avance, y algunos de ellos están completamente aislados de nosotros, pero en ocasiones tenemos una pequeña área de control sobre lo que podemos refinar, enfocada en la mejora interna de nuestra persona. Usemos sabiamente esta pequeña ventaja al afrontar los retos que están fuera de la rutina que llevamos, o a los que tenemos miedo por el dolor que puedan causarnos en el corto plazo, para no terminar aislados de cambios benéficos a largo plazo o rechazar nuevas ideas que pueden ayudarnos, porque estamos aferrados a la idea de que "así somos" por el resto de nuestra vida.

Comentarios sobre la entrada

Cargando