¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01

Les presentamos un nuevo formato llamado “Cuestiones espontáneas”, donde las preguntas sin respuesta aparente y las interrogantes banales del día a día chocan, como hoy: ¿Por qué ya todo es un servicio?

Por Néstor García | 10 de Febrero, 2021


Recuerdo hace años lo fácil que era jugar un juego cualquiera en una consola; por ejemplo, Mortal Kombat 2. Colocamos el cartucho, encendemos la consola y listo, en menos de 2 minutos estamos jugando. Hoy en día, para poder jugar por primera vez Mortal Kombat 11, tenía que aceptar páginas, páginas y más páginas de términos de servicio, porque sí, ahora todo es un servicio, sea que quieras jugar un videojuego, ver una película o escuchar una canción.

Vamos a abril de 2019: Mortal Kombat 11 es lanzado en lo que parece será una sólida entrega en todo aspecto. Habiendo sido un gran seguidor de la franquicia, me sentía emocionado por probar este nuevo juego de Netherrealm Studios, además de que sería la primera ocasión en la que podría jugar desde el día de lanzamiento. Aún no tenía la oportunidad de siquiera probarlo, cuando empezaron a llegar las noticias: Mortal Kombat había encontrado la forma de implementar microtransacciones a un nivel masivo en su plataforma. Vaya manera de comenzar sin siquiera tener el control en las manos.

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01 - Power Items

Tras un cálculo sobre el dinero que uno debería invertir para desbloquear absolutamente todo en el juego, que ascendía a $6,440.00 USD, el estudio salió a reiterar que dicho análisis era una tontería y que varios de los elementos desbloqueables no tenían ni siquiera costo, se desbloqueaban sólo con seguir jugando. Para este punto, con unas horas invertidas en el juego, empecé a sentir una gran repulsión por su sistema de monetización: ciertamente no todo puede adquirirse con dinero, pero la cantidad de tiempo necesaria para obtener todo es RIDÍCULA. Al menos sé que yo no voy a invertir ese dinero ni ese tiempo; sería una locura, pues no quiero ni deseo pasar el rato ejecutando fatality tras fatality, para llenar mi pantalla y mis ojos con sangre y muerte al límite, tan sólo para poder obtener un nuevo traje, uno de entre 60 posibles opciones, para uno de los 37 luchadores del juego, con la alternativa en ciertos casos, siendo invertir un par de dólares más para “acelerar” un proceso que de otro modo me tomaría muchas horas.

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01 - Power Items

Avancemos unos meses, en otro caso: en diciembre de ese mismo año, fui a ver Rise of the Skywalker con un amigo; sin embargo, no había visto The Last Jedi, una de las películas de Star Wars más vapuleadas por sus propios fans. No soy un gran seguidor de la saga, pero en general me gustan las películas y las disfruto, así que comencé a buscar algún lugar para sólo rentarla antes de ir al cine, y sorprendentemente, sólo la encontré a la venta, de manera física o digital. Pagar $200.00 para ver The Last Jedi sonaba ridículo, especialmente porque era una cinta que probablemente vería una única vez, así que comprarla ni siquiera era una idea que me cruzó la mente.

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01 - Power Items

Hoy en día, esa cinta de Star Wars está disponible, claro que sí, en Disney Plus; si quiero verla, sólo debo registrarme en un servicio más y pagar una módica cantidad, lo suficientemente baja al considerar el costo de la cinta en formato físico o las decenas de miles de producciones de la casa del ratón, para no ver problema con mantener la suscripción activa, y lo suficientemente alta cuando pienso que sólo quiero ver una sola película de su catálogo, y con seguridad, no la mejor de su repertorio.

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01 - Power Items

No todo es malo sobre los servicios; si algo quedó claro en este 2020, es que muchos sistemas construidos sobre éstos fueron de  gran ayuda, como el transporte o la entrega de alimentos y artículos varios, pero creo que estamos llegando a un punto en el que esto se está volviendo ridículo. ¿Me pregunto cuántos servicios de suscripción tiene un consumidor promedio ahora mismo en su cartera? ¿Y si aparece una película o una serie más que sea de su interés, significa que terminarás suscribiéndote a otro algoritmo más que seguirá analizando tus hábitos de consumo para dejarte enganchado una y otra vez? ¿Llegará el momento en el que uno tenga que estar suscrito a 8 servicios distintos para ver todo lo que en el pasado se concentraba en un único pago por televisión de cable?

Regresando al caso de Mortal Kombat: siendo un seguidor tan ferviente de la franquicia, lo último que esperaba es que, después de invertir en adquirir el juego en el primer día, lo cual fue un gasto considerable, quisieran seguir ofreciéndome más cosas en su idea de un juego sin fin, donde cada vez que jugases obtendrías nuevas cosas, pero sabiendo que la única forma de adquirir todo era pasar día y noche frente a la pantalla, o soltando un poco de dinero más, por supuesto. He leído que el juego ha mejorado mucho desde su lanzamiento, y aunque por mi parte traté de instalarlo 2 veces más para darle otra oportunidad, decidí que era una estupidez y tan sólo iba a forzarme a que me gustara, así que preferí despedirme de la franquicia para bien. Y si no fuera suficiente, luego llegó Rambo y… bueno, esa será otra cuestión para después.

¿Por qué ya todo es un servicio? | Cuestiones espontáneas #01 - Power Items

En este momento, este modelo de negocio parece ir a marcha rápida y sin la menor intención de detenerse, pues ya lo he visto en videojuegos, televisiòn, alimentaciòn, tintorería, transporte y bueno, hasta en el agua potable. Es difícil hoy en día no estar atado a un servicio, pero creo que cualquier momento es bueno para pensar al respecto y decidir si deseamos seguir pagando todas nuestras membresías por un mes más.

Comentarios sobre la entrada

Cargando