Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo

La película surcoreana 'Parásitos' presenta una crítica a cualquier espectador que esté dispuesto a escucharla, haciendo énfasis en los estratos socioeconómicos que nos separan y nos convierten en meros organismos parasitarios, sin importar nuestras condiciones.

Por Néstor García | 16 de Enero, 2020


SPOILERS ADELANTE

Parásito: Que se alimenta de las sustancias que elabora un ser vivo de distinta especie, viviendo en su interior o sobre su superficie, con lo que suele causarle algún daño o enfermedad.

Acudí a ver Parasite con apenas una vaga idea sobre qué trataba: varias recomendaciones en la red acerca de lo buena que es la película me causaron bastante curiosidad. Así, finalmente me di el tiempo de ver la cinta surcoreana, dirigida por Bong Joon-ho, y vaya sorpresa que me llevé dentro de la primer escena de la cinta, con la familia Kim: mientras un exterminador se encuentra fumigando las calles, ellos, desde un semi-sótano, deciden dejar la ventana abierta para "recibir" sus servicios de forma gratuita. Aunque no puedo recordar la línea exacta, quedé impactado por las palabras del señor Kim: "que nos fumiguen". Una metáfora para lo que vendría más adelante, y que desde entonces me mantuvo cautivado.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

La familia Kim subsiste por medio de trabajos temporales mal pagados, hasta que un día, un amigo del hijo de la familia (Kim Ki-woo) va con ellos y le entrega una roca, la cual se cree que trae riqueza a las familias. Ki-woo, escuchando de su amigo sobre una oportunidad laboral como profesor particular para una familia adinerada, los Park, seguirá tejiendo una red creada mucho tiempo atrás con un desenlace fatídico para todos los involucrados.

La red que Ki-woo sigue tejiendo se da a partir de recomendaciones laborales para la familia Park, donde recomendará a cada integrante de su familia como completos desconocidos, pero sobresalientemente competentes en su campo de acción, acorde a las necesidades de los Park. "¿No querrás decir que él inicio la red?" No: desgraciadamente la diferencia de clases, marcada mucho antes de conocer a ambas familias, es uno de los puntos que definen esta red, con los Park conociendo la abundancia, mientras los Kim tienen que lidiar con la escasez.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

Para la cinta, los parásitos se encuentran en todos lados: tanto los Kim necesitan de los Park, como los Park necesitan de los Kim. Mientras que los Park han dejado de lado algunas tareas cotidianas como lo son cocinar, lavar o conducir, los Kim no tienen los recursos monetarios suficiente para llevar una vida digna, sin tener que preocuparse por pagar todo y llegar bien al fin de mes. Aquí es donde la película hace un fuerte énfasis, en el juicio a la parte de la sociedad más pobre, a la sociedad marginada.

Desde mi punto de vista, la cinta busca presentar esa pared invisible que se coloca gracias a la riqueza material desproporcionada, el materialismo, gracias a la acumulación desmedida y excesiva: sabiendo que la mayor parte de esa fortuna está concentrada en unas cuantas personas, la forma en que los Park viven día tras día se traduce en una anomalía del sistema y no en la regla que los Kim (y la gran mayoría de la población) han visto durante toda su vida, muy probablemente con la mayoría de gente con la que han tratado. Cuando los Park salen de viaje y los Kim tienen su mansión a su disposición, la dinámica de la familia cambia por unas horas y se imaginan a sí mismos viviendo ahí en el futuro incluso haciendo hipótesis sobre la idea que podrían estar viviendo en la casa de los futuros suegros de Ki-woo: imaginando, lanzando ideas al aire. Imaginar no cuesta nada, después de todo.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

Al observar a la familia Kim descansando en la mansión de los Park, entré en un interesante conflicto de ideas: básicamente nada de lo que estaban consumiendo era suyo, y salvo la señora Kim, ninguno de ellos debería estar ahí. Existe un abuso de confianza… que, si la cinta hubiese ocurrido de otro modo, no hubiese cambiado nada en absoluto. Para la familia Park, tener una o dos botellas menos de alcohol debería ser un problema menor que se resuelve con apenas una compra en línea, un lujo que los Kim podrían conseguir después de mucho trabajo. De cierto modo, al descansar así, los Kim se cubrieron, por breves horas, con la misma pared invisible que los Park, sin idea de que en su casa, sus conocidos y todo su patrimonio estaban en un peligro inminente ante un diluvio torrencial.

Cuando la anterior ama de llaves regresa aquella tarde por algo que "olvidó" (su esposo, habitando y tratando de subsistir en el búnker de los Park), la película pierde todo el control, resaltando aún más su humor negro. Ya era imposible creer que una familia completa sería capaz de crear un plan tan acertado para hacerse de todos los puestos que los Park requerían, ¿cómo es posible que sólo un niño pudiese ver a un completo desconocido en su hoar (que, debido a su ingenuidad, termina siendo para él tan sólo un fantasma)? Tal parece que, mientras no sea algo que los afecte directamente, los Park deciden no prestarle la más mínima atención, ni siquiera pensar en la posibilidad de que su hijo pudo ver realmente a una persona.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

El punto de tensión se encuentra en una fiesta improvisada para el hijo de los Park: el resultado final de esta es la muerte de al menos, un integrante de cada familia involucrada. La historia para ese punto es muy surreal, pero contrario a lo que uno puede pensar, ese es uno de los puntos fuertes de la película: remarca la ridiculez de una situación que, en la vida real, es igual de absurda con esa concentración de riqueza, aunque claro, aquí no necesita llegar a muertes dramáticas (aunque desgraciadamente, han sucedido).

El señor Kim pierde todo rastro de realidad después de ver a Geun ("el fantasma"), con el rostro cubierto de sangre, apuñalar a su hija, mientras el pequeño Park entra en una convulsión, y su esposa lucha en un intento por salvar a su familia y a sí misma. Esta escena es tan irreverente y extraña como suena, y verla con tus propios ojos es como tener una pesadilla donde todo tiene bases en la realidad, pero no puedes distinguirla en absoluto. Tras ver esto, el señor Kim pierde el control por unos segundos, y con Geun muerto, decide lanzarse hacia el señor Park, apuñalándolo fatalmente para después ir y refugiarse en el búnker de la mansión.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

El final de la cinta es tan trágico, triste y cruel como uno puede imaginar: Kim Ki-jeong no sobrevivió a la apuñalada que recibió, y Ki-woo junto con su madre, Chun-Sook, han sido sometidos a un proceso judicial por la muerte y el fraude conocido como consecuencia de este terrible incidente. Ki-woo jura que un día conseguirá el dinero suficiente para comprar esa mansión y con ello, la libertad de su padre. Pero tras todo lo que hemos visto atrás, sabemos que esto es imposible. Las opciones y posibilidades de Ki-woo son escasas, ahora más que nunca, así que, la película termina con ese mismo humor negro que comenzó, riéndose de los sueños y esperanzas de un adolescente que buscaba tan sólo mejorar sus condiciones de vida y que ahora busca liberar a su padre; un muchacho que justificaba sus reprobables actos al ponerlos en la balanza contra sus necesidades, y quien sin siquiera haberlo pensado así en un inicio, dio un paso para dar vida a un sueño espantoso y aterrador que ya no tendrá fin.

Analizando Parasite: la pared invisible del estatus y el materialismo - Power Items

Comentarios sobre la entrada

Cargando