Marriage Story: una agridulce separación

Marriage Story: una agridulce separación

'Historia de un matrimonio' es un relato sobre los problemas que las parejas atraviesan cuando deciden divorciarse: la cinta se enfoca en el proceso que ambas partes llevan, uno que puede resultar en un trayecto muy tenso y doloroso. Te presentamos nuestra opinión de la película.

Por Néstor García | 05 de Enero, 2020


SPOILERS ADELANTE


Al terminar de ver Marriage Story, tenía una sensación bastante agridulce sobre lo que acababa de ver en pantalla. "Historia de un matrimonio" es una gran película que brinda varios momentos de tensión, desolación y melancolía a las vidas de Nicole (Scarlett Johansson) y Charlie (Adam Driver), una pareja que decide terminar su relación marital después de varios problemas de pareja.

La cinta comienza con un tono bastante optimista para mi sorpresa, pues después de escuchar algunas de las mejores cualidades de la pareja por su opuesto, en la forma en que se ven y se hacen sentir, pasamos inmediatamente a una escena con un mediador de parejas: descubrimos que lo que presenciamos tan sólo hace unos segundos forma parte de un proceso que ha iniciado ya, la separación matrimonial de Nicole y Charlie.

Marriage Story: una agridulce separación - Power Items

Para esta opinión, quiero enfocarme en las personalidades de los protagonistas, como personas separadas y finalmente, como la conexión que forman.

Nicole es una mujer que se siente ignorada por Charlie, y cuando vemos la forma en que ella va planteando su historia, es aparente que su sentir tiene bases y está justificado: Charlie ha rechazado varios de sus puntos de vista, y ella se da cuenta de que ha estado viviendo como una sombra de él, ajustándose a su estilo de vida y su forma de trabajo. Mientras que ciertos sacrificios suceden en la vida de pareja, en esta ocasión ese sacrificio se ve muy marcado en Nicole, la cual parece haber tratado de hacer lo mejor posible con su pequeño campo de acción, después de lo que Charlie busca hacer de su vida, y contemplando siempre a su hijo, Henry. Con un nuevo trabajo en el horizonte, Nicole se mudará a Los Angeles para trabajar, formando una mayor brecha de los planes actuales de Charlie.

Charlie es un hombre que ha llevado una vida como un exitoso director de teatro en la ciudad de Nueva York. Por su parte, él ha conseguido trabajar plenamente en su vida profesional no sólo a su propio trabajo, también gracias a las concesiones que Nicole ha hecho en su propia vida para ajustarse a su estilo de vida, dejando que la relación gire fuertemente en torno a él; como descubrimos más adelante, esto se confirma cuando conocemos que Charlie ha sido infiel a Nicole con una de sus colaboradoras cercanas, sabiendo así que él ha preferido darle prioridad a su deseo de placer que a su respeto y compromiso con Nicole.

Marriage Story: una agridulce separación - Power Items

Creo que la película no pinta a ninguno de los personajes con pura bondad o pura maldad: lo que hace tan buena a Marriage Story es el hecho de que los protagonistas de la película son personajes con grandes rasgos de humanidad, y por ende, igual de falibles. La historia en esta ocasión se enfoca entonces, en las consecuencias de los errores que ambas partes cometieron, y la forma en que van a lidiar con ellos, puesto que ahora hay una tercera persona (Henry), hijo nacido de su matrimonio y un pilar muy importante tanto para Nicole como para Charlie.

Marriage Story: una agridulce separación - Power Items

La cinta logra transmitir una sensación de tensión que va y viene, superándose, con escenas como los juicios que se llevan a cabo para establecer la custodia de Henry, el ir y venir de Charlie para poder convivir un poco de tiempo con su hijo (quien parece haber sido conquistado por la apatía de un niño cansado por esta situación entre su madre y padre), al escuchar a Nicole hablando abiertamente de sus problemas con su abogada por primera vez, o al ver las desventuras que Charlie sufre con la consejera que evaluará si es apto para poder pasar tiempo con su hijo como parte del juicio.

La cumbre llega cuando, después de las elevadas tensiones originadas por los juicios, Charlie y Nicole se encuentran para tener una amigable charla que termina en una exaltada y acalorada discusión, con ambos personajes soltando verdades dolorosas o palabras que no querían decir a diestra y siniestra. Esta escena es una muestra muy dolorosa de lo que las parejas que llegan a atravesar por un proceso así podrían llegar a vivir.

Marriage Story: una agridulce separación - Power Items

Sin embargo, la cinta nos presenta todavía escenas donde queda claro que existe una conexión entre ambos personajes: una relación que ha mutado y donde queda claro que, en el pasado, existieron buenos momentos de cariño, amor y respeto entre ellos, donde podían sentirse escuchados y con el apoyo de la otra persona. Aunque son sutiles, son perfectos para darle calidez a la película.



El final de la cinta llega en paz, con una mejor relación entre Nicole y Charlie, aunque mutada del amor de pareja que sentían. ¿Cómo describirlo? No tengo palabras para hacerlo... pero ver que ambos puedan convivir sanamente no sólo por Henry, sino porque así lo desean, es lo que le da ese sabor especial a la película. Me da tristeza saber que esta pareja terminó en esta situación, pero por otro lado, me alegra saber que tomaron las decisiones correctas para llevar una vida con mayor plenitud para cada uno (aunque tome un poco de tiempo llegar ahí), sabiendo que, a pesar de los errores que cometieron en el pasado, tienen un pequeño lugar en el corazón del otro, cubierto con el amor tan singular que lograron formar.

Marriage Story: una agridulce separación - Power Items

Comentarios sobre la entrada

Cargando