Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte

Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte

Con motivo de la reciente celebración del día de muertos, dedicamos esta reflexión de media noche a pensar en nuestros seres queridos que han dejado de acompañarnos en el camino, y el miedo a despedirnos de aquello que es tan preciado para nosotros día a día.

Por Néstor García | 04 de Noviembre, 2019


Me cuesta trabajo decidir la forma en que quiero comenzar esta reflexión de media noche.
Quiero dedicar unas palabras en esta ocasión a la muerte: estoy seguro que este tema no debe ser para nada del interés de muchos de ustedes, queridos lectores, y conforme pueda moldear mis palabras, mis intenciones podrán quedar un poco más claras.

La muerte no es en lo absoluto un tema fácil de tratar. Diversas situaciones que han ocurrido alrededor me han llevado a vivir una y otra vez esa experiencia, a la vez de desolación, a la vez de paz, de saber que un ser querido, un amigo, o solamente una persona conocida, ha partido de la realidad que conocemos, con un final pacífico, sin ser una víctima de la violencia que nos rodea día a día. Esta sensación no se ha ido, pero quiero creer que con el tiempo he perdido el miedo a la muerte, para dejar de verla como un evento que causaba una sensación desgarradora, inhóspita y cruel que se encargaba de separarme de un alguien que, a su modo, fue especial para mi y para el mundo que lo rodeaba; hoy en día, he tratado de asimilar la idea de que este simplemente es un proceso necesario para vivir, una parte de nuestra vida tan bella y normal como cualquier otra. Creo que hay cierta liberación en la muerte misma, nublada por las ideas y prejuicios que formamos al estar rodeada de tanto dolor. Es una disonancia muy fuerte que me tomó mucho tiempo entender, y que día tras días sigo procesando.

Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte - Power Items

Recuerdo con mucho cariño, en ocasiones por breves instantes, en otras tantas por extensos lapsos, muchas de las despedidas que he tenido con mi familia, ya sean parientes de sangre, amigos, conocidos, mascotas… Creo que nunca se ha hecho fácil lidiar con esto, y en cada ocasión, las lágrimas, los recuerdos, y los pensamientos sin fin se hacen presentes. Cuando estaba en mi infancia y un evento así sucedía, no podía encontrar paz y me era difícil expresar todas las ideas que corrían despavoridas en mi mente. Las memorias que llegaban entonces no eran siempre buenas, y en ocasiones, la autoflagelación llegaba de golpe: “pude haber hecho las cosas mejor; recuerdo aquella ocasión que le hice enojar; no estuve siempre ahí cuando me necesito”. Esto era muy doloroso para mi, y creo que si hoy en día adoptara nuevamente esta actitud, sería desgarrador.

Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte - Power Items

Pero uno crece. Trata de entender lo que le rodea. Acepta que las cosas tienen un final, y que esas lágrimas, ese dolor, es gracias a la importancia que aquel ser querido tomó en nuestras vidas: nuestra reacción es igual de poderosa que todo el amor, cariño y cuidado que tuvieron por nosotros, en vida y en muerte.

Jacob’s Ladder es mi película de terror predilecta porque logra mostrar a aquel monstruo que imaginamos es la muerte, y le otorga una capa que busca ir más allá, que nos invita a remover nuestros prejuicios sobre un evento tan natural que, tarde o temprano, todos nosotros habremos de vivir. El cerrar el ciclo de la vida es difícil, sin duda alguna, pero creo que es la oportunidad de rendir un homenaje por todo aquello que nuestros seres queridos hicieron, y seguirán haciendo por nosotros, trascendiendo a la muerte: sus sacrificios, penas, glorias, derrotas, victorias, lágrimas y risas.

Meister Eckhart también vio el infierno. ¿Sabes lo que dijo? Que lo único que arde en el infierno es la parte de ti que no se va de tu vida. Tus recuerdos, tus vínculos, los queman todos allí. Pero no para castigarte, sino para liberar tu alma. Así que, Eckhart concluye: si tienes miedo de morir y te estás resistiendo, verás diablos arrancándote la vida. Pero, si estás en paz, los diablos se volverán ángeles que te liberen de la tierra. Es en la forma en que lo mires.



John Kenneth Muir comentó: En sus reflexiones sobre la muerte, sobre el final que todos tememos, Jacob's Ladder demuestra una película de cine profundamente impactante y significativa. Después de verla, inmediatamente querrás abrazar a las personas que amas y luego salir y respirar el aire fresco, o afirmar tu propia existencia. Y ciertamente puedo identificar mi sentir con sus palabras.

Estos pasados días, acudieron a mi mente toda clase de recuerdos acerca de la familia que me ha acompañado en el camino, y que incluso si físicamente ya no están presentes en el mundo, sus ideas, palabras, experiencias y vidas, han adoptado un poco de mi para estar presentes día a día.

Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte - Power Items

En ocasiones me pregunto, especialmente cuando estoy enfrentando serios dilemas personales, “¿Qué es lo que ellos me habrían dicho o aconsejado en esa situación? ¿Qué pensarían de ver cómo he llevado mi vida hasta el día de hoy? ¿Me recomendarían seguir siendo tan indulgente conmigo, o a enfrentar mis problemas cara a cara sin importar el dolor?”. Y la respuesta nace gracias a mi imaginación, incluso sí sólo estoy hablando conmigo dentro de mi mente.

Pero quizá ellos no estarían tan preocupados por emitir una respuesta y enjuiciarme. Quizá les importaría más que yo me sintiese lo mejor que me sea posible y viviera en paz conmigo y aquello que me rodea. Que no descuide de mi persona y recuerde que sólo hay una vida. Que pueda ayudar a otros siempre que me sea posible. Que recuerde disfrutar del camino, sí, pero también, que afronte mis problemas con valentía, sin importar el desenlace. Quizá les importaría más que yo lleve una vida plena, y que ayude en la medida posible a que otros se sientan así consigo mismos. Pero sólo son conjeturas.

Quiero creer que, si tuviese la oportunidad de compartir nuevamente un minuto con ellos, les daría un fuerte abrazo y un beso, mientras tratase de pronunciar un sincero “Gracias” por todo aquello que han hecho en mi vida, en nuestras vidas, al compartir una parte de ellos con nosotros sin pedir algo a cambio, viviendo más allá de la misma muerte.

Reflexión de media noche: trascendiendo a la muerte - Power Items

Comentarios sobre la entrada

Cargando