Todo Mal: No fui yo, fue el penacho

Todo Mal: No fui yo, fue el penacho

Este 16 de marzo llegó a los cines de México 'Todo Mal', la más reciente película de Issa López, directora de 'Vuelven', cinta de terror que conquisto un gran público, incluido el propio Guillermo del Toro. ¿Qué sucede cuando esta directora se involucra en un proyecto enfocado completamente en el género de la comedia? Aquí te presentamos nuestra opinión de esta nueva cinta.
19 de Marzo, 2018 | Por Néstor García


Después de la gran producción que resultó ser 'Vuelven', tenía por seguro que seguiría las nuevas propuestas creativas de Issa López, directora de la cinta. Durante ciertas entrevistas lanzadas en meses anteriores, ella hizo mención sobre su próxima cinta, una comedia, antes de volver con una nueva propuesta más oscura, dentro del género del terror y la fantasía oscura (la cual será producida por el ganador del Oscar, Guillermo del Toro).

Dirigida por Issa López, y protagonizada por Osvaldo Benavides, Marcela Guirado, Martín Altomaro, Alfonso Dosal, Sebastián Zurita y Lalo España, 'Todo mal' resulta una entretenida comedia para el público, con una trama fácil de seguir y varias escenas que resultan muy hilarantes.
Todo Mal: No fui yo, fue el penacho - Power Items
La historia gira alrededor de Fernando, un diplomático que logró devolver el penacho de Moctezuma a México, además de estar a punto de casarse con Viviana, habiendo sido amigos desde la infancia. Con la ayuda de sus primos, Matías y Dante, los cuales tienen estilos de vida rodeados de más problemas que Fernando, él espera tener una boda inolvidable, hasta que Viviana lo deja plantado en el altar por alguien más. Con un quiebre emocional enfrente, Fernando decide robar el penacho y comenzar su búsqueda de venganza contra la persona que le costó su posible matrimonio, sin importar que esto pueda poner en un grave riesgo a todos ellos.
Todo Mal: No fui yo, fue el penacho - Power Items
Creo que el trabajo que la directora logró con 'Vuelven' fue muy sólido, con una excelente cinta que entra dentro de las mejores propuestas del género de terror psicológico en los últimos años. Por esta razón, al conocer que ahora dirigiría una comedia, me sentí intrigado y de cierto modo, preocupado por el resultado que podría tener esta divergencia tan marcada. Me da gusto confirmar que esta preocupación desapareció tras ver la cinta, con una comedia que tiene buenos momentos y una historia interesante y entretenida conforme se iba desarrollando.
Todo Mal: No fui yo, fue el penacho - Power Items
Las actuaciones cumplen con lo que podrías esperar del género de comedia, con el balance adecuado entre la seriedad y la irreverencia que se necesita para establecer personajes con bases en la realidad: esto, hablando únicamente de los actores principales. Habrá otros personajes, especialmente hablando de un rockero y dos matones, que tendrán una personalidad más marcada hacia el lado de la comedia. Esto resulta interesante y funciona bien en el entorno de la cinta: una vez estos personajes entren en escena, tendremos humor asegurado, dejando las escenas con mayor seriedad para los personajes con mayor peso en la película. La primera vez que el personaje de Lalo España lanza lo que sería una broma recurrente en la película, la sala explotó de risas por la reacción de su secuaz, totalmente serio y con un discurso de reflexión absurdo. ¡Esta escena resultó ser muy buena! Personalmente, el chiste recurrente, por más vulgar que pudiese ser, me pareció envuelto de un humor travieso que funcionó muy bien de principio a fin.

Las escenas que se van formando a lo largo de la cinta se van tornando más y más ridículas, y la reacción de los personajes realmente refleja lo que muchos de los espectadores pensamos al momento, haciendo una conexión con el público, sin dejar de lado ciertas escenas de acción que funcionan bien dentro de la película. Un guiño al género del terror y el suspenso no podía hacerse esperar, el cual puede ser visto dentro de los primeros minutos con el personaje de Fernando, en una escena que va construyendo tensión de una manera lenta y que termina con un buen remate para dar paso al humor y comedia sin fin.
Todo Mal: No fui yo, fue el penacho - Power Items
No creo que esta cinta sea para todo el público, pero si buscas una película envuelta en humor irreverente y que se burla de todo y todos, esta es una gran opción para ti; de igual modo, revisitar la historia podría ser difícil, pero como una elección para simplemente distraerse por unos momentos y pasar un buen rato en el cine, es perfecta. Como con todas las obras que analizamos en Power Items, te invitamos a darle una oportunidad a esta nueva propuesta y emitir tu propia opinión, la cual será la mejor referencia que podrás tener.
Todo Mal: No fui yo, fue el penacho - Power Items

Los comentarios