Reflexión de media noche: Encuentra algo en lo que puedas creer...

Reflexión de media noche: Encuentra algo en lo que puedas creer...

¿Pero creer en qué? En esta ocasión vamos a hablar sobre la importancia del significado que otorgamos a objetos, acciones y valores, y su constante cambio: un enfoque que se alimenta por medio de las conexiones que creamos a cada día que pasa.
26 de Febrero, 2018 | Por Néstor García


- Encuentra algo en lo que puedas creer, y encuéntralo por ti mismo. Y cuando lo hagas, pásalo a las futuras generaciones.
- ¿Creer en qué?
- Ese es TU problema.

Hace ya algunos años, algunas personas muy cercanas cuestionaron mis ideas y pensamientos sobre el futuro y lo que deseaba hacer en un momento dado de los años por venir (principalmente las ideas de ayudar a otros y crear una conexión de ayuda entre varias personas por medio o gracias al entretenimiento, aunque entonces, no lo tenía bien claro), de un modo que me resultó completamente abrumador. ¿Por qué quería "ayudar" a otras personas? ¿Estaba seguro de que mis ideas no estaban erradas, y realmente eran la mejor solución? ¿Por qué tenía específicamente esas ideas en mente? Me dejaron totalmente indefenso y con una inseguridad que, viniendo de una persona que no tenía plena confianza en sí mismo, fui incapaz de manejar adecuadamente. Eso se vio traducido en días y noches pensando sobre la razón de TODAS mis creencias, la verdad que había detrás de ellas, y la posibilidad de que, en efecto, estuviese tomando un camino completamente equivocado, a la par que seguía con mis deberes cotidianos. No sólo pensaba en que no pude defender mis ideales, sino también en la opción de que quizás había cometido un grave error desde hace mucho tiempo atrás y no me había percatado en absoluto de esto. Quizás estaba muy equivocado. Años de mi vida completamente equivocado.

En ocasiones tenemos ideas, pensamientos, proyectos y demás que logran hacernos soñar sobre un mar de posibilidades que a veces sólo nosotros podemos ver, y nuestras razones para así hacerlo. Es común escuchar el típico argumento de "no escuches lo que dicen los demás, cree incondicionalmente en ti", pero desde hace bastantes años he dejado de siquiera tomarlo en serio. La creencia incondicional en la visión de uno mismo puede desatar consecuencias lamentables, y si no precisamente recaen en un daño palpable hacia otras personas o el entorno, sí pueden involucrar un vacío o la creación de un sentido sin sustento.

Durante mi vida, he podido conocer experiencias más cercanas que de cierto modo, me han servido de inspiración y me han ayudado a ganar más confianza sobre las ideas que ejecuto, porque sí, en ocasiones resulta bastante difícil poder siquiera escribir una reflexión como esta. La duda no se aleja nunca, pero creo que hoy en día, en vez de verla como un bloqueo, la considero más como una ayuda, al permitirme ser más crítico con mi trabajo: me permite crear contenido al que puedo darle valor por medio de las conexiones que he creado, y tratando de transmitir ese valor y relevancia por los medios que me sea posible. No siempre tengo éxito, pero no dejo de intentarlo. Estoy plenamente consciente de esto.

Trato de exponer las razones de porqué dedico mi tiempo a cierta obra en cada momento. En Power Items somos muy afortunados de contar con tu visita y tu atención, apreciado lector, y personalmente me fascina la posibilidad de expresar mi opinión sobre las obras que me gustan o llaman mi atención, en ocasiones discutiendo con otras personas al respecto, a la par de poder continuar con la creación de experiencias y obras (porque esta plataforma nació gracias a esta búsqueda de ese "algo"). Esto no significa en lo absoluto que esté cerrado a otras experiencias distintas. He aprendido a tomar cierto gusto incluso por aquello que resulta no ser de mi agrado, porque sé que en muchas ocasiones, incluso esto fue hecho con mucha dedicación por una persona que lo considera valioso para sí misma: un pensamiento bellísimo que trato de mantener siempre. Expongo mis puntos de vista, y como decía hace poco con algunos amigos, "creo que me tomo muy en serio las películas, los juegos y en general todo" lo que hago. Sí, hay momentos en los que uno simplemente se divierte con lo que está en pantalla y las risas llegan a más no poder, pero incluso algo tan sencillo como reír puede tener un gran trabajo detrás, como un show que sea capaz capaz de conectar contigo por sus duras verdades, o una cinta que te lleve de vuelta 10 años atrás, a tu época de preparatoria.

Sin darme cuenta, he puesto en el entretenimiento un gran énfasis a lo largo de mi vida, creyendo fervientemente que no es únicamente una fuente de distracción, una forma de evadir la realidad, una pérdida de tiempo o algo que evite el aburrimiento: el entretenimiento puede brindar una capa de profundidad por medio de obras que sean capaces de retar nuestro intelecto mientras nos hacen reír o llorar, con comentarios inteligentes sin importar el público al que van dirigido, nos sorprenden con historias maduras y que quiebran moldes considerados como un tabú hoy en día, o nos muestran aventuras de personajes que respetan algunos de los ideales más importantes de su construcción, u olvidan la parte vital de estos y nos brindan únicamente acción a más no poder.

¿Está mal? Para nada. ¿Está bien? Tampoco lo veamos así. Simplemente es un particular punto de vista, similar al de millones de personas allá afuera; cada uno de nosotros decide cómo ver la vida que, si somos afortunados, hemos podido en mayor o menor medida, diseñar acorde a nuestros gustos. Cada uno de nosotros está en esa constante búsqueda de ese "algo". He tenido amigos cercanos que han decidido centrarse en campos específicos y en donde son muy conocedores: no todos tenemos la misma forma de pensar, e incluso si no tenemos las mismas ideas entre nosotros, somos capaces de comprender y explicar el valor de aquello que encontramos en nuestro camino. Varias pláticas que he tenido con ellos me han parecido fascinantes, y me da una tremenda felicidad escucharlos y saber que han encontrado una parte de ese "algo" para ellos.

Si quizás sigues en la búsqueda, entre los consejos que puedo brindarte, están siempre pensar sobre cómo te ves durante todo el proceso, porque sí, es un proceso que probablemente no termine y sea una labor con cierto grado elevado de repetición. ¿Te gusta pensar en la práctica, la retroalimentación, las posibilidades? Esto no tiene un principio y un fin: es un largo camino, que puede volverse tan encantador o tan tóxico como tú lo permitas. También, considero que el valor que pueda tener tu trabajo es algo de vital importancia, pero este punto es más subjetivo. Podrías no tener el mismo punto de vista que un servidor sobre el entretenimiento, por ejemplo, y esto es totalmente comprensible. No a todos nos gustan las mismas cosas, después de todo. Puedes reflexionar contigo cada cierto tiempo sobre el camino que estás tomando, y si realmente vas por la senda deseada, apegado a tus valores.

No descarto la idea de que pueda cambiar mi perspectiva de las cosas en un futuro: estamos en constante cambio, y esa posibilidad siempre está abierta. Sin embargo, ese arduo esfuerzo me agrada, y es un reto que estoy dispuesto a seguir llevando a cabo por lo que espero sea un largo tiempo. Espero que, ya sea que hayas encontrado una parte de ese "algo", o sigas en su búsqueda, encuentres gratas experiencias en tu camino, e incluso si no es así, que enfrentes situaciones que te ayuden a encontrar buenos problemas con más y más frecuencia. ¡Mucho éxito en tu camino, y espero de corazón que puedas compartir con nosotros tu experiencia!

Los comentarios