Leyendo 'Amores dolosos: Una antología de cuentos'

Leyendo 'Amores dolosos: Una antología de cuentos'

Escrita por Sofía Salcedo Caballero, 'Amores dolosos' es una antología conformada por once cuentos dentro del género de la fantasía oscura: haciendo combinación de la realidad y la ficción, la autora busca adentrarnos en un universo donde el amor y las emociones que de éste se desprenden, como razón o consecuencia, son las protagonistas.
09 de Febrero, 2018 | Por Néstor García


No deja de sorprenderme la capacidad que las personas tienen para crear, a partir de su imaginación, algunas de las historias más increíbles, bellas, inhóspitas o desgarradoras, de las cuales, he sido uno de muchos espectadores. Esta ocasión quiero hablar acerca de un pequeño libro que pude disfrutar hace un par de semanas: 'Amores dolosos: Una antología de cuentos'.

De la mano de Sofía Salcedo Caballero, este proyecto fue desarrollado por aproximadamente cinco años, sirviendo también como proyecto final de titulación de la autora. Su convicción al relatar historias, transmitir sensaciones y crear emociones en el lector es palpable a lo largo de los once cuentos que componen esta pequeña antología.

Sofía comienza proponiendo la existencia de la tristeza y el amor como parte de una misma entidad, invitándonos a no ser temerosos de lo que el pesar puede traer consigo: la expresión de "algo" más allá que sólo sonrisas. Esta declaración, muy temprana dentro del libro, creó una curiosidad en mi sobre lo que me depararía en los capítulos que componen el libro: la autora tiene la consciencia de esa válida y necesaria mezcla de las emociones de una persona funcional, incluso si muchos juzgan especialmente a la tristeza como un sentimiento negativo que no debería ser expresado en lo absoluto.

'Mimo', el primer cuento dentro de la antología, retrata los sentimientos del dolor y el saberse apreciado (aunque de un modo inusual) de un artista callejero, quién en un parque, día y noche, se encuentra a la espera de que la persona deseada regrese, tan sólo para verla una vez más. 'Del otro lado de la acera' juega con la percepción del lector, al retratar un evento que terminaría por cambiar la vida de Adina, una pequeña niña viviendo dentro de un hospital psiquiátrico. 'Aprendí a hablar' trata sobre el rango de emociones que se disparan ante una inminente partida: una pequeña brecha antes del duelo, un evento que en ocasiones trae consecuencias devastadoras para aquellos que sufren, callan, sanan o descansan en paz por su causa. 'Cenizas' presenta un vistazo al terrible miedo que nace y surge súbitamente, al saberse que hay una amenaza ante nuestros ojos, y que desgraciadamente, los daños que causará son inminentes y no podemos hacer algo para evitarlos.

Un detalle peculiar, es que podemos apreciar el crecimiento y desarrollo emocional que la autora experimentó durante la escritura del libro: a falta de un listado exacto, y una vez concluida mi lectura de esta antología, fue interesante pensar y discutir la posibilidad de que varias historias hubiesen surgido hace un par de años, en una época que, aunque no tan lejana, representó el camino previo a una importante evolución personal para la autora. ¿La razón? Ciertas historias presentan dilemas emocionales que requieren de una madurez necesaria para siquiera tratar de comprender la situación en cuestión.

Mi cuento predilecto recibe el nombre de 'Apasional'. Personalmente, creo que este relato es la cumbre del trabajo que Sofía presenta en esta antología, mediante una historia con bases plantadas totalmente en la realidad. La historia sigue la vida de Vania, comenzando cuando apenas era una niña, y en su consecuente crecimiento. El relato toma tintes muy oscuros, y los varios escenarios que se plantean dentro de la narración aparecían en mi mente de inmediato. Leer este cuento fue uno de los momentos más difíciles que tuve con esta antología, especialmente si recordaba que, minutos atrás, la autora nos presentaba a una niña llena de vida y esperanza por lo que vendría el día de mañana. Esta es la muestra perfecta del balance entre la ficción y la realidad que presenta esta propuesta, al tener en cuenta la crudeza con la que la historia se desenvuelve dentro del escenario planteado. Imaginar los entornos donde poco a poco, la vida de Vania se iba transformando, fue difícil de aceptar: se creaba una fuerte disonancia, entre la calidez y la frialdad que puede existir en un hogar o en un cuarto aislado. La gama de grises siempre está presente.

Te recomiendo totalmente darle un vistazo a esta excelente antología; a pesar de que tiene ciertos detalles ortográficos que espero, puedan ser corregidos en un futuro próximo a favor de pulir la obra, esta recopilación merece tu tiempo, especialmente si te interesan las narraciones de fantasía oscura, conteniendo en pequeñas dosis un sinnúmero de emociones humanas y reales. Mis felicitaciones y agradecimientos a la autora por crear una obra capaz de conectar y permanecer contigo, mediante un lazo totalmente honesto con el lector.

Los comentarios