Reflexión de media noche: De frente al espejo

Reflexión de media noche: De frente al espejo

Comencemos las reflexiones de media noche en este 2018 con una de tantas pláticas que tenemos en nuestra vida; por más incómodas que puedan resultar, estos momentos de reflexión son más que necesarios para ayudarnos a mantenernos de pie.
09 de Enero, 2018 | Por Néstor García


Bien, vienen algunos cambios. No son inesperados, pero sin duda te mantienen preocupado una buena parte del día desde hace un tiempo. Sé que quieres escuchar algo, pero no logro unir las piezas en su totalidad. Quizá quieres, deseas escuchar algo que te tranquilice; quizá sólo quieres saber que las cosas van a estar bien. Pero no puedo hacer eso, especialmente contigo. Honestidad ante todo, aunque te duela profundamente y no te deje dormir.

Los cambios que vienen son considerables, así que organiza bien tus prioridades en estos momentos. Enfoca bien dónde dedicarás tu energía. Y por favor, cálmate un poco. No eres el primero ni el único involucrado en esta situación, y te aseguro que muchas personas más allá afuera realmente están pasando por un serio problema. Fuera de esta situación, muchas más personas en el mundo entero pasan diariamente por lo que realmente son malos problemas. Tienes mucha suerte de tener que lidiar con problemas buenos, así que tenlo en cuenta para mantenerte enfocado y centrado. Deja de pensar un poco en ti. Tienes una ligera área de oportunidad que puedes aprovechar con el tiempo que tanto buscas tener, así que aprovéchala. Durante los momentos más complicados, enfócate en algo realmente importante.

Quizá aquí tienes una oportunidad para otorgarle más tiempo a ese "castillo en el cielo" que tanto quisieras construir. Ten por seguro que no lo construirás; al menos, no por ahora. Pero quizá puedas colocar algunos cimientos. Esto toma tiempo, NO LO OLVIDES. No trates de acelerar esta idea por pura inmediatez y resultados instantáneos. Esto requiere tiempo y esfuerzo. Disfruta haciendo esto. Toma tu tiempo, y dedícalo a aquello que vale la pena para ti, con calma y en paz.

Y sí, sé que tienes mucho miedo. Pero no dejes que eso te consuma, ni que te paralice. Haz pasado por cosas peores, por verdaderos problemas, y aunque creo que eso no es del todo bueno, has llegado hasta aquí; con lo bueno y lo malo, aquí estás. Espero que encuentres una solución pronto. Sólo puedo darte cosas para pensar y reflexionar. Si lo pones en perspectiva, tienes muchas oportunidades todavía; eres muy afortunado. Así que no olvides también ser agradecido. Y como siempre, si puedes ayudar, hazlo. Sigue como hasta ahora, y sigue mejorando. Ya encontrarás una solución y un nuevo problema tarde o temprano, y así será por el resto de los días de tu vida. Espero que esos problemas sean buenos; cosas que te motiven, te construyan, y te hagan crear tu propio camino.

No pierdas de vista llevar una vida donde tus valores y el sentido que das a las cosas sean lo más importante. Esa es una vida que podría valer el esfuerzo para ti, o al menos eso creo, por lo que hemos pensado al respecto. Incluso si no existe un enemigo real, sólo quieres luchar; lo entiendo. Lucha por mantenerte alineado a esos valores, por crear y compartir todo aquello que te hace reír y te hace llorar, que te hace pensar y te hace crecer. Sigue luchando por aquello que crees que sigue siendo importante para ti. Quizá eso es lo que necesitas escuchar después de todo. Porque sé que, por más derrotado que puedas sentirte, en el momento que puedas ver la fotografía completa, el momento en el que recuerdes realmente porque estás haciendo todo esto... sabes que es algo por lo que valdría toda tu vida.

Sigue construyendo tu castillo en el cielo. Tal vez sí seas un idealista bastante alejado de la realidad, pero quizá tenemos nuestras razones para pensar que algo así podría funcionar. Ojalá algún día puedas ver ese castillo hecho realidad. No dejes que nos consuma el miedo o la monotonía de una vida llena de respuestas y seguridad. Dudamos de nuestras capacidades, lo sé, pero es en parte, gracias a ellas que estamos aquí. "Lo único constante es el cambio": recuérdalo ahora, por favor. Aún tenemos una responsabilidad de hacer lo mejor que podamos, y esa responsabilidad es principalmente con nosotros mismos. Así que tranquilo; habrá que adaptarnos a este cambio. Lo hemos hecho antes, y aquí estamos: estamos juntos en esto, en las buenas y en las malas.

Si las cosas realmente están en un nivel tan serio como piensas, quizá hay otras personas que busquen ser escuchadas ahora, que busquen escuchar alguna palabra de aliento. Tú mejor que nadie sabes que incluso un problema puede terminar por quebrar a una persona en su totalidad. Ya nos sucedió antes. Considéralo por favor. Y si crees que algo de todo lo que piensas puede ser útil para ellos, dilo. Si no, al menos les darás unos minutos para pensar en otra cosa, para despejarse. O al menos, esperemos que sea así.

Mil gracias.

Los comentarios