Stanley Kubrick: La exposición

Stanley Kubrick: La exposición

La Cineteca Nacional presenta hasta el próximo 30 de julio una exhibición en honor a Stanley Kubrick. Más allá de los cientos de objetos albergados aquí, la exposición puede mostrarte un breve retrato de la mente de uno de los directores más reconocidos en nuestros días.
01 de Julio, 2017 | Por Néstor García



Desde el mes de diciembre del año 2016 y hasta este próximo 30 de julio del año en curso (fecha extendida gracias a las numerosas visitas del público), la Cineteca Nacional presenta la exhibición “Stanley Kubrick: La exposición”, en su conocida Galería. La exposición recopila más de 900 objetos relacionados con el trabajo realizado por Kubrick, desde sus inicios hasta su último trabajo, incluyendo vestuario, utilería, fotografías, guiones y cámaras, por mencionar algunos de estos singulares objetos.

Esta exposición es capaz de brindarnos una visión más profunda no solo de las cinematografía de Kubrick, sino de sus pensamientos y memorias, su trabajo y la pasión que imprimía en él. Incluso si algunas de sus películas han recibido o recibieron una recepción polarizada a lo largo del tiempo, el sello que marcó en su trabajo dejó latente su esfuerzo por crear obras capaces de transmitir un mensaje a su público.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
Comenzaré mencionando que no he visto todas las películas de Stanley Kubrick; sin embargo, creo que eso no es una barrera para poder apreciar el trabajo reunido en esta galería. La exhibición va acompañada de una app que puedes encontrar para Android y iOS, la cual sirve como una breve referencia sobre el trabajo expuesto en la Galería, por lo que recomiendo les des un vistazo, independientemente de si visitarás esta exposición próximamente.

Una fotografía mostrando a un hombre con una mirada consternada. Rodeado de periódico, podemos ver la noticia más importante del día: el presidente Theodore Roosevelt ha muerto. Fotógrafo: Stanley Kubrick.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
Me sorprendió conocer que esta fotografía habría sido aquella gracias a la cual, Kubrick consiguió su primer empleo, dentro de la revista LOOK. Más allá del momento captado, me parece que aquí puede reflejarse su búsqueda por retratar la expresión humana mediante su trabajo. Consigue colocar uno de los pilares más importantes de su carrera: el relato de historias. Sin importar el medio que use, ya sea por medio de unos minutos de metraje, o con una contundente fotografía, en cada ocasión que miraba alrededor me preguntaba la historia detrás de lo que observaba. Sus fotografías son capaces de ayudarte a imaginar historias, situaciones y acontecimientos sin fin.

Cada sala cuenta con algo muy especial: decoradas en alusión al trabajo realizado entonces, puedes encontrar cámaras, decoración, cartas, posters, guiones o claquetas: sin duda alguna, un mar de objetos que pueden cautivar tu atención, especialmente porque la decoración te da un mayor sentido de inmersión a lo largo de la exposición.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
El recorrido se encuentra conformado de la siguiente manera:
- Introducción
- Los años de LOOK
- Primeras películas, incluyendo Miedo y Deseo (Fear and Desire), El beso del asesino (Killer's Kiss) y Día de la Lucha (Day of the Fight)
- Casta de malditos (The Killing)
- Patrulla infernal (Paths of Glory)
- Espartaco (Spartacus)
- Lolita
- Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba (Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb)
- 2001: Odisea del espacio (2001: A Space Odissey)
- Naranja Mecánica (Clockwork Orange)
- Barry Lyndon
- El resplandor (The Shining)
- Cara de Guerra (Full Metal Jacket)
- Ojos bien cerrados (Eyes wide shut)
- Trabajos no filmados, incluidos Napoleon, Aryan Papers y A. I., esta última dirigida por Steven Spielberg
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
Como puedes ver, esta es realmente una gran exposición que merece ser vista con tus propios ojos: la oportunidad de observar esta inmensa colección de piezas que ayudaron a crear historias tan únicas es realmente maravilloso. Ver una claqueta o un guión, e imaginar las muchas historias que pasaron antes de llegar a ese punto es un sentimiento emocionante.

En las salas podrás observar diversas escenas de las cintas, consideradas al día de hoy como puntos de referencia en el cine mundial, como lo es la famosa escena con la bomba atómica en Dr. Strangelove, la desgarradora primera escena de La naranja mecánica, o bien, la persecución o la escena del hotel bañado en sangre de El resplandor. Estas escenas han sido referencias culturales en diversos trabajos hasta el día de hoy, y cuando piensas el impacto social y cultural que causaron en su momento, es fácil comprender la razón: el trabajo de Stanley Kubrick difícilmente te dejará sin una opinión.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
En Casta de malditos, podrás sentirte parte de una de las escenas. Podrás ver incluso una pequeña caja de obsequio, una caja que en ese entonces contendría una terrible sorpresa. Paths of Glory y Full Metal Jacket podrán hacerte sentir en medio del campo de guerra, y podrás ser testigo, quizá brevemente, del dolor y sufrimiento que sucede en lugares como estos: cintas y lugares que brindan un momento de reflexión sobre los trágicos momentos donde personas, como tú y yo, pierden la vida, incluso hoy en día. Lolita podrá llevarte a una interesante reflexión con una historia tachada en su momento como un ataque a las buenas costumbres y a la moral, por retratar una historia polémica de amor entre una chica y un adulto. Con Strangelove, podrás sentir como si todo lo que ocurre en el ámbito político (incluso a día de hoy) puede terminar en una mala y terrible broma que puede costarnos la vida a todos en este planeta. Y esto es sólo un poco de todo lo que puedes experimentar aquí, sin mencionar la disonancia que puedes experimentar con La naranja mecánica o el gran terror que El resplandor puede traer.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items
Uno de los momentos que más me hizo desear ver esta gran exposición, fue gracias a A. I.: Kubrick deseaba hacer su propia visión de lo que sería una película, por su propia mano, con el estilo de Steven Spielberg. En 1995, Kubrick decidió pasar el proyecto a las manos de Steven Spielberg, con la esperanza de que haría un buen trabajo. El proyecto no ganó impulso hasta 1999, año en que Stanley Kubrick falleció.

A pesar de que el guión de A. I., especialmente la última parte, fue criticado con comentarios como “no funcionará”, Steven Spielberg decidió dar lo mejor de sí mismo e intentar mantener la esencia que Kubrick había marcado en este proyecto, en respeto y honor a su amigo fallecido: cumplió uno de los deseos de Stanley Kubrick, a pesar de que todo pronóstico fuese en su contra. Respetó la visión y el trabajo de su amigo de la mejor forma posible.


Crítico de la Nostalgía - 231 - Inteligencia Artificial - A partir del minuto 32:30

Realmente deseo que tengas la oportunidad de visitar esta exposición, y que la breve experiencia expuesta aquí sirva para alimentar tu curiosidad y animarte a ir muy pronto a la Cineteca. En mi opinión, creo que aquí podemos comprender, quizá sólo un poco, la mente de un cineasta que marcaría al cine para siempre, pero más aún y más importante, comprender la mente de una persona deseosa de compartir sus ideas y esperar que otros pudieran interpretarlas a su manera.

Esta exposición puede darnos un vistazo sobre quién es, fue y será Stanley Kubrick, con su gran aportación no únicamente al cine, sino a las tantas vidas que, por alguna u otra razón, han quedado cautivadas y agradecidas por su trabajo, y quizá con suerte, serán inspiradas para realizar grandes obras el día de hoy.

Para más detalles sobre la exposición, te recomendamos visitar el sitio de la Cineteca Nacional, donde podrás obtener más información sobre la exposición y el distinto ciclo de actividades que se lleva a cabo en el recinto.
Stanley Kubrick: La exposición - Power Items

Los comentarios